jueves, 10 de marzo de 2011

El peso de los años

Este año cumplo 40, quizás por ser mujer no debería decir la edad, es un convencionalismo, hay que mentir sobre la edad, pero nunca como ahora entiendo la expresión "el peso de los años" por primera vez en mi vida me pesan como bultos los años que he vivido, por primera vez siento que caen sobre mi como ladrillos, como piedras.

Cumplo 40 y por primera vez entiendo lo que significa ser viejo, no es por tu cuerpo que se cansa más, no es tu mente que piensa más lento, lo que se envejece es el alma que se carga de tristezas y ya no quiere continuar. Es el peso de los recuerdos el que te cansa, es el cansancio de los fracasos, el dolor de lo perdido. No, envejecer no es tener más años, es tener más dolores.

Siento por primera vez que ya estoy muy vieja para empezar aventuras, para construir mundos, para realizar sueños. Siento por primera vez que ya no me puedo arriesgar porque tengo miedo a perder, siento por primera vez que no soy capaz de volver a empezar porque me pesa el alma y no deja de doler.

Cumplo 40 y solo quisiera parar y dejar de luchar, cumplo 40 y no tengo la fuerza para poder continuar, siento miles de agujas que duelen en el corazón y un millón más que me atraviesan el alma. Me pesan los años.

Con los años la inocencia se pierde y tu capacidad para arriesgarte se acaba, se ha perdido mucho, se ha caído muchas veces. Quizás nos damos cuenta de lo frágiles que somos, de lo humanos, de lo torpes, como Icaros que quieren llegar al cielo y se dan cuenta que sus alas de cera se derriten al llegar al sol.

Ya se lo que es envejecer y pensé que jamás me pasaría, que tendría el elixir de la eterna juventud, que soñar y creer serían mi estrategia para evitar los años, pero ahora veo que no se puede evitar que lleguen las arrugas, que acumules tus muertos, que recuerdes tus fracasos y te llenes de temor. Ya no estás para esos trotes, será mejor dar un paso a un lado y dejar pasar.

Se que me dirán que otros han hecho grandes cosas a edades mucho mayores, que han sido presidentes, escritores o héroes, en verdad no se como lo hicieron, como lograron soportar el peso de los años, cruzar sus miedos y crear y creer. A mi me cuesta.

Quizás sea por el momento que estoy pasando, seguramente mientras mi corazón llora mi mente no puede pensar con claridad, quizás sólo deba dejar "que el tiempo pase" pero no deja de cuestionarme cuánto tiempo tengo para dejar que pase?

Por ahora no tengo más que esperar, pronto cumpliré 40 y siento el peso de los años, de eso se trata la vejez.

3 comentarios:

El Joker dijo...

Pues Mona…

Yo acabo de cumplir 30 y creo que se puede. Es solo un número!
En tu caso, además de tus sueños y metas están los sueños y metas de quienes ponen su confianza en ti, de quienes hacen parte de tu equipo de trabajo, de quienes te tienen como faro.

Es un síntoma de año sabático, un buen descanso permite aclarar ideas, despejar la mente, caminar mas despacio, cargar baterías, levantarse tarde y volver al ruedo. Quizá te pase lo que a Peter Parker en "el hombre araña 2", dejas de ser la heroína, pasas a ser una mujer mas de esta ciudad sin nombre para darte cuenta de que lo tuyo es eso que ahora quieres dejar.

No te imaginaba como Blogger, rico descubrirte.

jimmy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jimmy dijo...

Blanca tienes que, "liderar la empresa, no flaqueen, él no se los hubiera permitido. Cuando se cansen, llénense de amor, recuérdenlo y sigan, sigan hasta terminar la tarea"